Mi nombre es

Romina Gallo.

Siempre fui amante de los animales y en especial de los perros. Desde chica tuve la inclinación por ayudar y protegerlos. En 2009 rescaté oficialmente al primer perro y desde ahí, rescaté muchos más, sola o en grupo. He sido proteccionista y activista pro animal desde esa época.

El rescatar perros de diferentes temperamentos y con variados problemas de conducta hizo que buscara ayuda para poder manejarlos correctamente y para poder darlos en adopción.

Por esa razón, conocí a Aldo Cecchi y me formé con él. Ahí descubrí mi vocación y mi pasión. La educación canina.

Me eduqué en terapia conductual canina y en canino terapia. También como adiestradora, con especialización en perros de terapia y asistencia.

En estos años que pasaron, además de trabajar de manera continua como educadora, organicé junto con proteccionistas amigas, el primer congreso de proteccionistas de Córdoba, fui invitada como disertante en la facultad de derecho para hablar sobre derecho animal, di cursos y talleres sobre educación canina a voluntarios de refugios caninos y a proteccionistas y sus perros rescatados, fundé y fui miembro de una ONG proteccionista y organicé y participé, juntos con otras ONG, varias actividades y eventos relacionados con la actividad.

Hace años que mi vida está íntimamente ligada a la de los perros. Amo lo que hago y le pongo mucho amor y pasión.